Noticias sobre el cuidado | Familiados

Qué tener en cuenta antes de instalar una cámara de seguridad para el cuidado en el hogar

Con los avances recientes en la tecnología de cámaras inteligentes y monitoreo del hogar, y junto a los avances en los dispositivos inteligentes e Internet, las cámaras de seguridad para el hogar están ganando popularidad en estos días. Hay algunas consideraciones, no obstante, que debes tener en cuenta si deseas usar uno de estos dispositivos para vigilar a una niñera o un cuidador en tu casa.

El objetivo de usar cámaras de seguridad no debería ser atrapar a alguien que comete una negligencia con tu bebé o hijos. Al contrario, su objetivo debería ser buscar tu tranquilidad al mismo tiempo que lo previenes.

La sinceridad te abrirá la puerta de la confianza

El uso de una cámara inteligente puede afectar a la relación con la niñera o cuidadora. Ante todo, lo importante es tener sinceridad y explicar que el uso de la cámara no pone en duda tu confianza, sino que es una herramienta para poder estar más tranquilos y seguros.

Antes de instalar una cámara de seguridad para tu hogar, puede que te interese saber esta información.

 

Protección de datos y cámaras de seguridad en el hogar

Las leyes sobre cámaras de seguridad para el hogar pueden variar entre países, por lo que debes tenerlo en cuenta. En España, es legal instalar una cámara de seguridad doméstica en una casa. Se entiende que para uso particular no hay una regulación que someta a la ley de protección de datos. A fin de cuentas, se entiende que esta acción se realiza con la finalidad de uso doméstico o personal.

El hecho de que sea para uso personal, sin embargo, no permite cualquier tipo de grabación, ya que no es lo mismo tener cámaras de seguridad a la vista que cámaras ocultas y en lugares privados como el baño.

Ante la menor duda, lo mejor que puedes hacer es pedir el consentimiento de la niñera o cuidadora y siempre indicando el porqué de su uso y las ubicaciones de las cámaras.

 

La privacidad es muy importante, tenlo en cuenta

Un componente clave de las leyes de privacidad que afectan a las cámaras de seguridad domésticas son los lugares donde las personas esperan tener privacidad. Esto implica sitios íntimos como pueda ser el baño o lugares donde te puedas cambiar la ropa.

Si bien a menudo está bien instalar cámaras en una sala de estar, en el lugar donde esté la cuna de tu bebé, la cocina o en el exterior de su casa, es probable que te metas en problemas si instalas una cámara en un lugar donde se esperaría privacidad.

 

Ten una conversación con antelación

Para establecer una expectativa clara de dónde hay privacidad y dónde no, lo más conveniente por tu parte es informar a la niñera o a la cuidadora sobre las cámaras. De hecho, en el caso de no decírselo y recriminarle alguna acción que has visto por la cámara la sorpresa será muy grande. Sorpresa y sensación desagradable, porque a nadie le gusta sentirse espiado.

De lo que se trata es de buscar el equilibrio entre la seguridad y confianza, y mostrar en todo momento a la ñiñera que no lo haces porque dudas de ella. Piensa que la tranquilidad de poder ver a tu bebé en cualquier momento desde cualquier lugar es muy grande. En este sentido, lo mejor que puedes hacer es contarle a tu niñera por adelantado sobre las cámaras de seguridad. Además de darle la noticia, es importante que le digas dónde se ubican exactamente. De esta forma entenderán por qué están allí.

 

También te podría interesar leer:

Beneficios de la meditación para cuidadores
Cómo prevenir lesiones en el cuidador
Cuidadoras por horas