La guía más completa

Cuidando al cuidador

Ser cuidador o cuidadora es una tarea que requiere constancia, paciencia, amor por el trabajo que estás haciendo y empatía. No es algo sencillo y el día a día está lleno de retos que hay que saber ir superando. Tu trabajo es muy importante para la sociedad, de ahí que tengas que sentir orgullo de lo que estás haciendo.

Cuidando al cuidador se consigue mejorar el cuidado de tus familiares y seres queridos, y por eso a través de esta guía vamos a ayudarte en todas las áreas que necesitas.

Tendrás candidatas en menos de 1h

Información general, cuidando a la persona cuidadora

Si nos atenemos a los datos ofrecidos por la Cruz Roja, este es el perfil del cuidador actual en España:

  • Más del 80% de los cuidadores son mujeres.
  • Los cuidadores comparten mayoritariamente el domicilio con la persona que cuidan.
  • No disponen de otra ocupación laboral remunerada.
  • Carecen de ayudas externas. Por eso incidimos en la importancia de compartir responsabilidades en el cuidado.
  • La edad media del cuidador es de 52 años.
 
 
¿Tus padres empiezan a necesitar de tu ayuda? Estas son las preguntas que deberías hacerte antes de convertirte en el cuidador de tus padres.

Síndrome del cuidador quemado

Durante el trabajo del cuidado, tanto los sentimientos como las emociones están a flor de piel. Si no aprendes a detectar esos cambios bruscos en tu comportamiento y ánimo, es quizá porque hayas caído en una espiral en la que tu propio bienestar queda relegado al último eslabón. Si se da este caso, es probable que te enfrentes al síndrome del cuidador quemado, un mal endémico del cuidador del cual tienes que prevenir su aparición. Te damos unos pequeños consejos para cuidar al cuidador familiar:

Consejos para el cuidador

El trabajo del cuidado varía mucho de una persona a otra. Al fin y al cabo, no es lo mismo cuidar de una persona dependiente que de una persona que necesita ayuda para ciertas tareas. De igual manera, no es igual el cuidado de un enfermo de Alzheimer que de una persona con movilidad reducida.

A continuación te queremos ofrecer unos consejos que te vendrán bien para cuidar de tu ser querido:

Salud mental e higiene

Pasar tiempo cuidando de una persona enferma puede tener sus riesgos, más si cabe cuando esa enfermedad es contagiosa. A esto se le añade toda la parte emocional y mental, ya que no es fácil vivir el día a día con un ser querido que necesita de nuestros cuidados continuos.

 

Te damos algunos consejos básicos para cuidar al cuidador y evitar tu contagio:

  • La higiene es muy importante. No la descuides y sigue las rutinas de higiene.
  • Procura no tocarte la nariz, boca y ojos ya que son los principales puntos de transmisión.
  • No compartas vasos, cubiertos o platos.
  • Vacúnate.
  • Ventila bien las habitaciones.
  • Emplea pañuelos desechables si vas a estornudar o sonarte los mocos. Tíralos después a la papelera y lávate las manos a continuación.
  • Usa mascarilla.
 
 
En cuanto a tu estado emocional, es vital que seas consciente en todo momento de cómo te sientes. Distanciarte de tu entorno social, dormir menos, descuidar tu imagen o la alimentación son solo algunos de los síntomas que pueden indicar que necesitas cambiar cosas para evitar una depresión.

Objetivos de conciliación para cuidar al cuidador

A pesar de también ser enriquecedor, el cuidado de personas es complejo y agotador. Por eso hay que marcar objetivos para cuidar al cuidador con los que protegerle y darle esa ayuda extra que necesita. Porque el cuidador necesita apoyo moral, consejos y una mano amiga que le ayude durante el periodo del cuidado de su ser querido.

Es importante que el cuidador no se olvide de cuidarse a sí mismo como pueda ser cogiendo una excedencia por cuidado de familiares, evitando en todo momento los principales problemas a los que se debe enfrentar. Son estos:

  • Disminución de ingresos.
  • Cambio de rutinas, ocio y tiempo libre.
  • Compatibilizar el trabajo y el cuidado.
  • Pérdida de salud.

Familiados te ayuda en el cuidado

Familiados te consigue tiempo para mejorar tu forma de cuidar. Tenemos una amplia experiencia en el cuidado de personas, y gracias a nuestros servicios de cuidadores podrás solucionar imprevistos, planificar tu agenda de trabajo o vida familiar y tener ese tiempo para tomarte un respiro.

Nos tomamos en serio tu seguridad, por lo que en todo momento estarás cubierta por nuestro seguro de responsabilidad civil. Y, a su vez, los cuidadores están asegurados contra accidentes.

 

¡No te pierdas ninguno de nuestros post!

Queremos darte información de valor para que puedas cuidar de tu ser querido de la mejor manera. Para ello recuerda que no debes descuidar tu salud y bienestar. Solo así podrás ayudar sin crear otros problemas.

Las mejores cuidadoras para poder tener tiempo para ti

Te mereces un respiro. En Familiados encontrarás exactamente la ayuda que necesitas. Con perfiles específicos y profesionales que cuidarán de tu ser querido.